Navegación por categorías

Navegación por categorías

El Gobierno de Asturias pone en marcha un grupo de trabajo para abordar la transición de la aldea hacia un modelo del siglo XXI

27/05/2021

 

comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, de la presentación del grupo de trabajo creado para abordar la nueva economía de la aldea del siglo XXI

  •  El Principado y la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC) colaboran para impulsar una nueva economía en esta estructura territorial


El Gobierno de Asturias pone en marcha un grupo de trabajo para ensayar la transición económica y ecológica de las aldeas hacia un nuevo modelo que supere las actuales carencias y aproveche las nuevas oportunidades mediante el emprendimiento social comunitario, la reactivación de la cultura y los recursos locales y la integración de las nuevas tecnologías. 

Así lo han anunciado hoy el comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, y el director general de CTIC, Pablo Priesca, durante la presentación del comité de pilotaje encargado de esta iniciativa, que propiciará la recuperación y consolidación de esta estructura territorial para afianzarla en el siglo XXI.

Este comité de pilotaje pretende convertirse en un espacio de reflexión, propuesta y acción para promover el cambio de paradigma de la aldea con iniciativas que fomenten una nueva teoría económica que genere actividad y contribuya a evitar el abandono de la tierra y los riesgos ecológicos.

La iniciativa parte de la convicción de que la aldea es una estructura territorial adecuada que, de cara al futuro, puede desarrollar una función esencial en la generación de actividad económica y consolidar una estructura demográfica más equilibrada. Para lograr este fin, son necesarios servicios e infraestructuras que logren convertirla en una renovada unidad de producción.

En este contexto, el comité de pilotaje se concibe como una estructura horizontal y organizada en red, de forma que cada uno de sus miembros realice aportaciones en función de sus competencias y capacidades. El objetivo final es definir la transición de la aldea actual a otra más propia del siglo XXI que recupere su protagonismo como estructura gestora de agroecosistemas, biodiversidad y paisaje e incorpore oportunidades mediante el teletrabajo, nómadas digitales, artistas, nuevos pobladores, etcétera. 

Las nuevas formas de organización y desarrollo se ensayarán in situ a modo de prototipo o laboratorio en vivo.

Como paso previo a la puesta en marcha de este comité de pilotaje, el Comisionado para el Reto Demográfico elaboró, junto con la Sociedad de Estudios Vascos, un documento para analizar las oportunidades de la aldea posindustrial.

Además, el año pasado, y a propuesta de la comunidad vecinal de Moal (Cangas del Narcea), se iniciaron los trabajos de ordenación y recuperación de un sistema agroecológico local para reactivar la aldea a través del cultivo de las tierras, el manejo sostenible de los montes, el aprovechamiento integral de sus recursos —incluidos los energéticos— y la comercialización de producciones.

De forma paralela, el comisionado, en colaboración con la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) y la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, trabaja en estos momentos en la aplicación en Asturias de la Ley 45/2007, para el desarrollo sostenible del medio rural, con el objetivo de lograr una mayor integración de las zonas rurales y facilitar su relación con las urbes.

En el siguiente esquema se resume el planteamiento conceptual sobre el que se aborda la Nueva Economía para la Aldea (NEA):


El grupo de trabajo del comité de pilotaje para la nueva economía de la aldea lo constituyen, además del Comisionado para el Reto Demográfico y CTIC a través de su Centro Tecnológico RuralTech de Peón (Villaviciosa), representantes de cinco consejerías (Medio Rural y Cohesión Territorial; Industria, Empleo y Promoción Económica; Hacienda; Educación y Ciencia, Innovación y Universidad), representantes de las comunidades vecinales de Moal, Porrúa y Asiego y diversas entidades colaboradoras (Reader, Universidad de Oviedo, Cetemas, GDR Alto Narcea-Muniellos, Faen y la Fundación para el Fomento de la Economía Social).