Navegación por categorías

Navegación por categorías

El Gobierno de Asturias invertirá 2,1 millones en el proyecto de saneamiento del río San Miguel, en Ribadesella, que se licitará en marzo

28/02/2022

​​​​​​​ 

  • El vicepresidente Juan Cofiño destaca que la actuación mejorará la calidad ambiental de la cueva de Tito Bustillo 
  • Medio Ambiente autoriza a Saint Gobain la conexión con el colector industrial de Avilés y dará el permiso a Fertiberia en los próximos días

El consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, ha anunciado hoy en la Junta General que el proyecto de saneamiento del río San Miguel, en Ribadesella saldrá a licitación en marzo por una cuantía de 2,1 millones. La actuación será plurianual y se distribuirá de la siguiente forma: 500.000 euros en 2022, 1.000.000 en 2023 y 600.000 en 2024.

Esta iniciativa permitirá recoger las aguas residuales de las poblaciones riosellanas de El Carmen/El Carme, San Miguel/Samiguel, Sotu y Pandu, todas en la cuenca del río San Miguel, y conducirlas hasta Sebreñu, que dispone de una red de saneamiento que lleva las aguas residuales a la estación depuradora de Ribadesella.

Esta actuación supone también sanear la cueva de Tito Bustillo, ya que la obra permitirá eliminar los vertidos al San Miguel, aguas arriba de la entrada del río en la gruta y, por tanto, mejorar su calidad ambiental.

Las localidades que estarán conectadas a esta infraestructura suman 420 habitantes y el diseño hidráulico de la obra tendrá en cuenta, además, las necesidades de saneamiento del camping, así como el aumento de ocupación que se produce de forma estacional en las viviendas de la zona, lo que significa atender a más de 1.500 personas.

Esta obra completa otras actuaciones recientemente ejecutadas por la consejería en el concejo, que tienen relación directa con el saneamiento de las poblaciones situadas en la cuenca del río San Miguel. Entre ellas, la reforma de la estación de bombeo de aguas residuales de Sebreñu, paso imprescindible para continuar desarrollando el saneamiento de la zona, que ahora recogerá las aguas residuales del previsto colector interceptor del río San Miguel.

 

Colector industrial de Avilés

Por otra parte, el consejero ha adelantado que su departamento ya ha remitido a la empresa Saint Gobain la autorización ambiental integrada (AAI) con las nuevas condiciones de vertido al colector de aguas industriales de la ría de Avilés, mientras que Fertiberia la recibirá en los próximos días, una vez que las condiciones de vertido ya han sido definidas por el Servicio de Calidad del Agua y están siendo incorporadas a la nueva AAI, que también se ha modificado para su adaptación a las mejoras técnicas disponibles. Estas dos instalaciones son las últimas que se incorporarán al colector industrial.

“Por tratarse de conexiones que se realizan en el tramo final de esta compleja infraestructura, ha sido preciso que el colector lleve un tiempo funcionando en régimen normal para evaluar las interacciones de los vertidos que soporta y ajustar los caudales respecto a los diseñados inicialmente, y poder así definir adecuadamente los parámetros de vertido”, ha explicado Cofiño.

También ha precisado que  la incidencia medioambiental que generan ahora las dos industrias en la masa de agua de ría es escasa. Así, ha señalado que Saint-Gobain vierte unos 8 litros por segundo, mientras que las aguas residuales de Fertiberia pasan previamente por la depuradora de Maqua. Ambas empresas vienen operando bajo autorizaciones ambientales integradas con condiciones acordes con el medio al que vierten.