Navegación por categorías

Navegación por categorías

Patrimonio Cultural valora favorablemente el proyecto del Arzobispado de Oviedo para el martillo de Santa Ana

26/05/2021

  • El organismo considera válida la solución presentada para la reordenación del solar, aunque plantea una serie de indicaciones.
  • La propuesta de la Iglesia tiene que ser tramitada por el Ayuntamiento, que deberá solicitar un nuevo informe a la Consejería de Cultura.

El Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha valorado positivamente la propuesta del Arzobispado de Oviedo para reordenar el área conocida como martillo de Santa Ana, emplazada junto a la zona monumental de la capital asturiana. La comisión permanente del máximo organismo patrimonial del Principado ha respondido así a la consulta realizada por la Iglesia sobre su proyecto.

En concreto, Patrimonio Cultural considera “muy positivo” el interés y la opción de uso presentados por el promotor de la propuesta, que consiste en “el desarrollo de distintas actividades de interés social, además de su deseo de otorgar la centralidad y la funcionalidad que el lugar y la sociedad reclaman”.

No obstante, el acuerdo de Patrimonio incluye una serie de indicaciones sobre cómo deberá acometerse el proyecto y recuerda que la reordenación de esa zona debe ser tramitada por el Ayuntamiento de Oviedo, que a su vez tendrá solicitar un informe al propio consejo durante el proceso.

La intervención prevista se emplaza en una zona de transición entre el Oviedo monumental, presidido por el complejo catedralicio y acompañado por la Iglesia de San Tirso, el Palacio Velarde o el propio palacio arzobispal, y el caserío medieval situado en el espacio que se proyecta reordenar. Por sus características, la manzana afectada tiene una naturaleza monumental fruto de la presencia de los palacios.

Las indicaciones de Patrimonio se refieren, sobre todo, a la parte posterior del edificio, y precisan que “el avance de la nueva construcción planteada hacia el jardín del palacio episcopal deberá cumplir el planeamiento vigente para este ámbito”. También explica que en esta zona conviven “escalas y espacios fragmentados propios de programas residenciales junto a las formas claras que destilan las arquitecturas palaciegas del lugar”, por lo que considera que “deberían matizarse para preservar una lectura homogénea de la manzana”.

El ámbito de la intervención que plantea el Arzobispado de Oviedo se incluye en el área del Plan de Protección y Mejora del Casco Antiguo, en el Área Arqueológica de Oviedo y en el entorno de protección de la Cámara Santa y del resto de los bienes de interés cultural (BIC) declarados en la zona antigua de Oviedo. Asimismo, el denominado martillo de Santa Ana, cuya ordenación se plantea ahora, contiene seis edificios incluidos en el Catálogo Urbanístico de la ciudad, y afecta a la Corrada del Obispo.