Saltar a contenido principal

Astursalud - Portal de Salud del Principado de Asturias

Gobierno del Principado de Asturias - Consejería de Sanidad | Servicio de salud del Principado de Asturias |

Estás en:

  1. Inicio
  2. Empresas
  3. Equipamientos médicos
  4. Comienza la instalación de tres aceleradores lineales en el nuevo HUCA para tratamientos avanzados de cáncer

Comienza la instalación de tres aceleradores lineales en el nuevo HUCA para tratamientos avanzados de cáncer

Las nuevas unidades incorporan el uso de imágenes y permiten utilizar la radioterapia en enfermedades que ahora es preciso tratar fuera de Asturias

 
 
 
 
Acereladores HUCA. Novalis TX

- Estos equipos posibilitan técnicas que se resultan muy novedosas, menos invasivas y por lo tanto más eficaces y seguras para los pacientes.

 

 

La empresa americana Varian Medical Systems comenzará este lunes la instalación de los tres nuevos aceleradores lineales con los que contará el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que permitirán ofrecer a los pacientes asturianos los tratamientos más punteros de radioterapia para el tratamiento del cáncer. El importe global de la inversión es estos tres aparatos de última generación es de 13,6 millones de euros y permitirá atender en el centro a pacientes que en estos momentos se desplazan fuera de la comunidad autónoma para acceder a estos tratamientos.

 

Un acelerador lineal es un aparato que permite el tratamiento de tumores malignos mediante la emisión de radiaciones. El nuevo HUCA contará con cuatro de estos aparatos, los tres que se han adquirido a Varian, uno más que se trasladará desde el hospital, y reserva un quinto búnker de oncología para incorporar nueva tecnología en el futuro.

 

Las tres nuevas unidades que incorporará el servicio de Oncología Radioterápica del HUCA son un modelo Novalis Tx y dos Clinac IX e incorporan técnicas de tratamiento muy novedosas, menos invasivas y por lo tanto más eficaces y seguras para los pacientes.

 

Las posibilidades tecnológicas que incorporan estas unidades supondrán una mejora significativa en la calidad de los tratamientos contra el cáncer y la productividad, de manera que el número de pacientes que se podrán beneficiar de las mismas aumentará significativamente.

 

Las principales mejoras que permiten esta nueva tecnología son fundamentalmente:

 

Radioterapia guiada por imagen. La incorporación de sistemas de imagen y en concreto de avanzados dispositivos tecnológicos con capacidad para obtener imágenes que completan el diagnóstico permite una localización más precisa del tumor en el momento del tratamiento. Esto conlleva asimismo una mejora de la radiación recibida por los tejidos sanos y las toxicidades asociadas. También hace posible el empleo de nuevas modalidades de tratamiento, permitiendo el aumento o disminución de las dosis o variar la frecuencia e intensidad de las sesiones en función de las necesidades de los pacientes.

 

Tratamientos con intensidad modulada (IMRT) y volumetría (RapidArc). Los equipos de radioterapia con intensidad modulada consiguen generar distribuciones de dosis de radiación ajustadas a la forma tridimensional del tumor mediante el control de la intensidad de los haces de radiación. Al mismo tiempo se logra disminuir la exposición a dosis altas de los órganos críticos cercanos, consiguiendo una menor toxicidad en el tratamiento que en ocasiones puede permitir un incremento en las dosis aplicadas para conseguir una mayor probabilidad de control tumoral, lo que se conoce como escalada de dosis.

Hipofraccionamiento, (radiocirugía: SRS, SBRT y SABRT). Los nuevos aceleradores de última generación con precisión submilimétrica en combinación con los sistemas de imagen y los de control respiratorio están permitiendo ampliar el rango de patologías que pueden ser tratadas en una o pocas sesiones, dado que  permite aumentar la dosis por sesión sin aumentan las toxicidades. Esta técnica está cada vez más indicada en patologías de sistema nervioso central (craneal y extracraneal), pulmón, próstata, hígado o páncreas, por citar los más significativos.

El empleo de estos tratamientos está permitiendo una técnica para abordar determinados cánceres de pulmón  como primera opción, incluso por delante de la cirugía. Además de estos aspectos clínicos, con este tipo de tratamientos es posible optimizar el rendimiento de  la unidad y su productividad, dado que el número de pacientes tratados con tratamientos de alta calidad aumenta significativamente.

 

La instalación de estos equipos de oncología radioterápica se prolongará durante los próximos seis meses. En la primera fase se adaptarán los búnkeres del HUCA en los que se instalarán los equipos a las especificidades de cada uno de los aparatos. En un momento posterior, se instalarán ya físicamente los aparatos que después deberán calibrarse antes de comenzar a utilizarse para tratar a los pacientes.

 

La empresa Varian también ha sido la adjudicataria de uno de los lotes de diagnóstico por imagen del nuevo HUCA, que fue adjudicado a esta compañía en 896.900 euros.

 

La apertura del nuevo Hospital Universitario supondrá una renovación tecnológica sin precedentes para la sanidad asturiana. El nuevo HUCA incluirá en su área de radiología ambulatoria tres equipos para realizar resonancias magnéticas y dos para la tomografía axial computerizada (TAC) y un PET TAC --PET son las iniciales de Tomografía por Emisión de Positrones (del inglés, Positron Emission Tomography) y TAC son las iniciales de Tomografía Axial Computarizada--  un avanzadísimo equipo tecnológico que permite una técnica de diagnóstico por imagen cuya principal indicación es el estudio de enfermedades oncológicas pero que ha mostrado también su utilidad en enfermedades neurológicas y psiquiátricas. Todo ello va a va permitir realizar a los pacientes la mayor parte de los estudios que se demandan actualmente.

 

Compartir 

 
 
 
 

Ir al inicio del artículo

 
 

Búsqueda

 
 

Información sobre el documento

© Copyright 2018

Canal RSS