Logotipo del IAAP, ir a la pagina de inicio del IAAP

Logotipo del Gobierno del Principado de Asturias, ir a la p�gina de inicio del Gobierno del Principado de Asturias
Calendario agenda de actividades

En 1982 se creó la Escuela de Administración Pública Regional "Adolfo Posada" Decreto 51/1982, de 2 de septiembre como el centro idóneo para la investigación, estudio, información y difusión de las materias de la naciente Administración Regional a fin de facilitar su organización y funcionamiento con arreglo a las pautas de legalidad y eficacia que la Constitución de 1978 exigía a las Comunidades Autónomas constituidas.

Lleva la Escuela el nombre de "Adolfo Posada" en homenaje al eminente catedrático de Derecho Político y Administrativo y sociólogo asturiano D. Adolfo González Posada, componente del destacado Grupo de Oviedo entre los que se encontraban Leopoldo Alas, Adolfo Álvarez-Buylla, Fermín Canella, Rafael Altamira, Aniceto Sela o Melquíades Álvarez.

Concluida la etapa de la Escuela Regional de creación e implantación de la Función Pública de la Administración del Principado de Asturias, en 1990 fue creado el Instituto Asturiano de Administración Pública "Adolfo Posada" mediante el Decreto 65/1990 de 12 de julio.

El Instituto nace para adaptar la organización a una realidad social y administrativa que demanda una mayor diversificación de su actividad y una profundización de las distintas áreas competenciales de la Comunidad Autónoma en lo que se refiere a la selección, la formación y el perfeccionamiento del personal al servicio de la Administración. Se convierte en un instrumento de la Administración del Principado para buscar la mayor adecuación de los sistemas de selección del personal que ha de satisfacer las necesidades profesionales de la organización. Además persigue la formación y el perfeccionamiento profesional de sus empleados para un desempeño eficiente de sus tareas, y la apertura y desarrollo de su carrera profesional dentro de la organización.

El IAAP fue creado como órgano desconcentrado y en sus órganos de dirección cuenta con la participación de la representación de los empleados públicos en su Consejo Rector para facilitar su intervención en los asuntos que les afectan directa y personalmente como empleados y que repercuten en el funcionamiento y la organización de la propia Administración.

Mediante el Decreto 15/2012 se reguló la organización del IAAP intentando reajustar su estructura orgánica, acomodándola a los nuevos ámbitos de actividad asumidos por el Principado de Asturias y corrigiendo la dispersión normativa que los sucesivos cambios competenciales fueron ocasionando.

Hoy el IAAP está consolidado como un instrumento estratégico para la Administración del Principado de Asturias, como departamento competente en los dos procesos fundamentales de la gestión de sus recursos humanos, la selección y la formación del personal, en un tiempo caracterizado por los cambios tanto internos como externos; así, por una parte, la Administración asturiana afronta la aplicación del Estatuto Básico del Empleado Público y el desarrollo de la carrera profesional de sus empleados; por otra parte, la propia Administración ha de afrontar el desafío que supone el proceso de modernización de la sociedad asturiana, de aplicación de nuevas formas de gestión, de nuevos procedimientos y hasta de nuevos servicios públicos que la sociedad demanda. Es pues un gran reto para el IAAP conseguir que los más de 38.000 empleados públicos con que cuenta hoy el Principado de Asturias estén formados y capacitados para atender esas exigencias que la sociedad asturiana, sus ciudadanos, demandan día a día.

En la sección El IAAP> Visión y Valores> Documentos en este portal podrá encontrar la persona interesada las memorias anuales de actuación de todos estos años. El lector comprobará el extraordinario salto cualitativo y cuantitativo dado por el Instituto a lo largo de todos estos años en el cumplimiento de su misión: la selección, formación y perfeccionamiento de sus empleados para que la Administración pueda ofrecer unos servicios públicos de calidad que den satisfacción a las aspiraciones y expectativas de la sociedad asturiana.