Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Red Ambiental de Asturias English | Asturianu
 

Estás en

Marco Normativo

Marco Normativo para la protección de espacios en el Principado de Asturias.

 

 

Con la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, en julio de 1918, a instancias del Marqués de Villaviciosa, Asturias se convirtió en una región pionera en la protección de espacios naturales. Esta catalogación se apoyaba en la recientemente aprobada Ley de Parques Nacionales y seguía el modelo del primero de los parques declarados en el mundo, el de Yellowstone en Estados Unidos, consagrando de este modo un lugar único en el mundo, en el cual sea posible la contemplación de animales salvajes viviendo tranquilos en su ambiente natural y sin ser molestados por nadie.

 

Tuvieron que pasar más de sesenta años para que se procediera a una nueva declaración. En 1982 se crea la Reserva Biológica Nacional de Muniellos, propuesta ya por Bellmunt y Canella cien años antes, por constituir una de las representaciones más extensas y mejor conservadas de robledales en España.

 

El Parque Natural de Somiedo fue el primer espacio protegido de la región declarado por el Gobierno Autonómico. Dicha declaración, llevada a cabo en 1988, se basó tanto en la protección de los valores naturales y paisajísticos existentes en su ámbito, como en el mantenimiento de las formas tradicionales de vida de la población local.

 

En el ámbito autonómico la norma principal en materia de espacios protegidos es la  Ley 5/91 de protección de los espacios naturales , desarrollo de la Ley básica estatal 4/89, de conservación de los espacios naturales y de la flora y fauna silvestres, en lo referente a espacios protegidos.

 

La principal novedad aportada por la Ley 5/1991 es la obligación de proceder a la formación de un único Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA) de ámbito regional. En este sentido, el año clave en la historia de los Espacios Protegidos de Asturias fue 1994, momento en el que se procedió a la aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA). 

 

El PORNA supuso, por primera vez, la realización de un análisis de la biodiversidad ambiental de Asturias y el diseño de una red de espacios protegidos que incluyese la mayor parte de la misma. En este sentido se constituye como documento marco para la protección de los recursos naturales en Asturias, sentando los criterios básicos para la protección a cuatro niveles:

 

Protección de Espacios Naturales:Red de Espacios Naturales Protegidos.

Protección de Comunidades: Planes de Restauración y Recuperación de Áreas y Ecosistemas.

• Protección de especies: Catálogos de Flora y Fauna protegida y Planes de Recuperación de Especies.

Regulación de actividades con incidencia en el medio natural: Evaluaciones de Impacto.

Información sobre el documento