Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Red Ambiental de Asturias English | Asturianu
 

Estás en

Las causas del cambio climático

Potencial de calentamiento global.

 

 

Cada uno de los gases de efecto invernadero afecta a la atmósfera en distinto grado y permanece allí durante un periodo de tiempo diferente. La medida en la que un gas de efecto invernadero determinado contribuye al calentamiento global se define como su Potencial de Calentamiento Global (PCG).

 

Para hacer comparables los efectos de los diferentes gases, el PCG expresa el potencial de calentamiento de un determinado gas en comparación con el que posee el mismo volumen de CO2 durante el mismo periodo de tiempo, por lo que el PCG del CO2 es siempre 1.

 

Algunos gases provocan mucho más calentamiento que el CO2 pero desaparecen de la atmósfera más rápidamente que éste, de modo que pueden representar un problema considerable durante unos pocos años pero pasan a ser un problema menor más adelante. Por el contrario, otros pueden tener una persistencia mayor, planteando así problemas durante un largo periodo de tiempo.

 

Por ejemplo, el PCG del metano durante 100 años es 25 y el del óxido nitroso es 298, lo que significa que las emisiones de una tonelada métrica de metano o de óxido nitroso son equivalentes a las emisiones de 25 y 298 toneladas métricas de dióxido de carbono respectivamente. Uno de los gases fluorados, el HFC23, es 12.000 veces más potente que el CO2 considerando un periodo de 20 años, convirtiéndose incluso en más potente (y por tanto “peligroso” para el clima) si contemplamos un periodo de 100 años, tiempo en el cual su PCG llega a 14.800.

 

La unidad de medida utilizada para indicar el potencial de calentamiento global de los gases de efecto invernadero se denomina CO2 equivalente (CO2-eq). Esta unidad es la recomendada por el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático en su publicación “Directrices del IPCC para los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero, versión revisada en 1996” conocida como IPCC-96.

 

El IPCC, a través de la revisión periódica de estas directrices, mantiene actualizados los factores de emisión del PCG, y por consiguiente el valor de la unidad de CO2-eq. La nomenclatura IPCC-96 es la utilizada actualmente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la elaboración del Inventario de Gases de Efecto Invernadero de España.

 

En la tabla adjunta se puede consultar el Potencial de Calentamiento Global de los principales gases de efecto invernadero, calculado para un horizonte temporal de 100 años.

Información sobre el documento