Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Red Ambiental de Asturias English | Asturianu
 

Estás en

Catálogo Regional de la Fauna Vertebrada Amenazada de Asturias

Clasificación de las especies de Fauna amenazada Catalogadas en Asturias.

Rana de San Antón

 

 

El Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias recoge veinte especies de fauna vertebrada catalogadas en cuatro categorías:


- Especies en peligro de extinción.
- Especies sensibles a la alteración de su hábitat.
- Especies vulnerables.
- Especies de interés especial.

Además existe un grupo de especies que a pesar de no estar recogidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada han sido calificadas en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA) como especies singulares.

 

 

Especies en peligro de extinción.

Se trata de aquellas cuya supervivencia es poco probable si los factores causales de su actual situación siguen actuando. Su declaración conlleva la redacción de un Plan de Recuperación en el que se han de indicar las directrices y las medidas necesarias para eliminar las amenazas que pesan sobre ellas.

En su origen el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias recogía dentro de esta categoría únicamente al oso pardo (Ursus arctos). Sin embargo en octubre de 2005 fue incluido además el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus), dado el incremento de su declive poblacional.

Especies sensibles a la alteración de su hábitat.

Aquellas cuyo hábitat característico está particularmente amenazado, en grave regresión, fraccionado o muy limitado. Su declaración conlleva la redacción de un Plan de Conservación del Hábitat en el que se han de indicar las directrices y medidas necesarias para asegurar su conservación.

Las cuatro especies incluidas dentro de esta categoría tienen su Plan de Conservación del Hábitat aprobado:

  • Ostrero euroasiático.
  • Pico Mediano.
  • Murciélago ratonero grande.
  • Murciélago ratonero mediano.

Especies vulnerables.

Aquellas que corren el riesgo de pasar a las categorías anteriores en un futuro inmediato si los factores adversos que actúan sobre ellas no son corregidos. Su declaración conlleva la elaboración de un Plan de Conservación en el que se han de indicar las directrices y medidas necesarias para asegurar su conservación.

Como especies vulnerables se encuentran catalogadas cinco especies de las que cuatro (todas excepto la lamprea) presentan aprobado su correspondiente Plan de Conservación:

  • Zarapito real.
  • Águila real.
  • Rana de San Antón.
  • Rana Común.
  • Lamprea.

Especies de interés especial.

Aquellas que sin estar contempladas en ninguna de las categorías precedentes, sean merecedoras de una atención particular en función de su valor científico, ecológico, cultural, o por su singularidad. Su declaración conlleva la elaboración de un Plan de Manejo en el que se indiquen tanto las directrices como las medidas necesarias para asegurar su conservación.

Dentro de esta categoría se encuentran catalogadas nueve especies, todas ellas con sus respectivos Planes de Manejo aprobados:

  • Paíño europeo.
  • Cormorán Moñudo.
  • Avión zapador.
  • Alimoche.
  • Halcón.
  • Azor.
  • Murciélago de cueva.
  • Murciélago de Geoffroy.
  • Nutria.

Especies singulares.

Por último, existe un grupo de especies que a pesar de no estar recogidas en el Catálogo de Fauna Vertebrada Amenazada del Principado de Asturias han sido calificadas en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA) como especies singulares. De ellas sólo el lobo presenta el Plan de Gestión aprobado:

  • Gorrión alpino.
  • Pito negro.
  • Pico menor.
  • Andarríos chico.
  • Búho real.
  • Lobo.
  • Salmón atlántico.
  • Liebre de piornal.
  • Liebre europea.
  • Liebre mediterránea.
  • Perdiz pardilla.
  • Desmán ibérico.

Información sobre el documento